CARGANDO

Type to search

¿Cómo hacer manteca cannábica o mantequilla de marihuana? Receta y usos

IndiChef Ingredientes Básicos

¿Cómo hacer manteca cannábica o mantequilla de marihuana? Receta y usos

Share
manteca cannábica o mantequilla de marihuana

En el artículo de hoy os vamos a contar cómo hacer manteca cannábica o mantequilla de marihuana. Y es que esta receta es la base de la cocina cannábica.

La importancia de la mantequilla de marihuana

La mayoría de los platos de la cocina, incluidos postres como el panetone cannábico, usan esta receta.

Esto se debe a que la manteca de marihuana o mantequilla cannábica (se les llama igual) es el equivalente al aceite de oliva, al aceite de soja o a la mantequilla en lo que a la cocina se refiere.

En otras palabras, se trata de un ingrediente clave en la preparación de todo tipo de platos que lleven marihuana. Otra razón para saber y aprender a hacerla es que con ella no necesitas añadir ninguna cantidad extra de marihuana, al menos en algunos platos.

De ahí que si queremos comenzar a hacer cualquier plato de cocina cannábica primero debamos aprender este.

Manteca de cannabis o mantequilla de marihuana, ¿cómo se prepara?

Vamos a ponernos manos a la obra y comenzar con la explicación de esta receta. Pero antes os vamos a decir un par de cosas importantes que debéis saber si queréis tener un buen resultado final.

Aspectos a tener en cuenta

  1. El calor estropea el efecto de la marihuana de la mantequilla. Es muy importante que controles la temperatura. 
  2. Recuerda, no echar muchas cantidades de mantequilla de marihuana a menos que sea sólo para ti y sólo en caso de que seas consumidor habitual de este tipo de recetas que llevan marihuana.
  3. Como os indicamos anteriormente la mantequilla de cannabis es la base de la cocina cannábica por lo que podéis usarla para cualquier tipo de platos. En caso de que no os guste la mantequilla o queréis optar por un ingrediente más sano como es el aceite de oliva podéis visitar la receta donde os explicamos cómo hacer aceite de oliva con marihuana.
  4. Tanto el aceite como la mantequilla de marihuana son dos opciones válidas para comenzar a cocinar un plato. O bien para dar ese toque especial en forma de sabor y efecto psicotrópico que variará de la cantidad de marihuana que le añadas.

Y es que la mantequilla de marihuana es la forma natural de introducir dicha sustancia en cualquier plato. Y es que aunque se puede de otra forma, el objetivo de la cocina cannábica es la ingesta oral de la marihuana, es decir, comerla. 

Piensa que fumando se pierde efecto al evaporarse, pero comiendo la ingieres completamente, por lo que el efecto es más potente. 

Además, como se trata de un elemento que encaja a la perfección en todo tipo de platos y recetas, incluyendo postres, nuestra recomendación es que hagas siempre de más para poder hacer tantos platos como desees. 

Por último, ten en cuenta la cantidad de marihuana ya que determinará el efecto de la receta.

¿Qué ingredientes necesitas para hacer la mantequilla de cannabis?

Para hacer esta receta ten a mano los siguientes ingredientes:

  • 20 o 30 gramos de marihuana en forma de plantas con resina o en su defecto unos 15 gramos de cogollos. Incluso una mezcla de ambos que no supere los 20 gramos. Luego puedes ajustar la cantidad a tu gusto.
  • 1 litro de agua. 
  • 250 gramos de mantequilla.
  • Una olla o pota para calentar el agua y la mantequilla.
  • Un recipiente de cristal o un bol para reposar en la nevera.
  • Y un poco de paciencia.

Lo primero es machacar la marihuana para que surja más efecto y que los cogollos no ocupen tanto espacio a la hora de cocinar.

Calcula que para empezar no es conveniente abusar de la marihuana, por lo que te recomendamos añadir la cantidad recomendada anteriormente. 

Se trata de una cantidad que está bastante bien para comenzar teniendo en cuenta que usarás la mantequilla para hacer un plato para un número de 3 a 4 comensales. 

Si una vez probáis el plato y veis que el efecto psicotrópico no es el esperado o bien que sabe demasiado a marihuana ajusta la mezcla y añade o quita más gramos de marihuana, en función del resultado.

Nuestra recomendación es que quites o añadas de 10 en 10 gramos. 

Una vez tengas trituradas las hierbas debes ponerlas a cocinar en una olla o cacerola con 1 litro de agua caliente durante una media hora a fuego lento.

Después puedes añadir los 250 gramos de mantequilla, no margarina. Saben diferentes y la mantequilla es mejor para cocinar, al menos desde nuestro punto de vista.

Deja cocinar la mezcla a fuego lento bastante tiempo, al menos, una hora. Importante, haz la mezcla a fuego lento y remueve cada poco tiempo para que vaya cogiendo consistencia y adquiera un tono de color verde.

Pasado el tiempo y cuando veas que el líquido se convierte en una especie de pasta verde y te cuesta remover es momento de parar.

Reposar y filtrar

Aquí debes esperar a que repose. Para ello, déjala un día entero sin tocar en el mismo recipiente donde la has cocinado. Pero antes pásala por un colador para quitar todos los restos vegetales. 

Una vez tengas la mezcla limpia colócala en un plato a temperatura ambiente y espera unas horas antes de ponerla en la nevera. Una vez repose unas horas sin estar en la nevera ponla dentro y espera 24 horas, aproximadamente.

Si has hecho todo bien, debería estar lista para usar. Sin embargo, antes te recomendamos que compruebes que todo está bien. Para ello haz lo siguiente.

Si la manteca de cannabis tiene aspecto aceitoso blando de color verde en la zona superior, pero compacto es que la mezcla está lista para usar.

En caso de que esté muy dura o poco consistente igual te falta añadir algo de agua y/o algo de mantequilla en función del aspecto.

Una vez la tengas lista retira todos los restos del recipiente y pon la mezcla en la nevera para que se endurezca. Pasadas unas horas debería estar lista.

Notas importantes

Recuerda, no es conveniente calentar demasiado el agua. Importante, la receta es a fuego lento y siempre removiendo. En caso de que veas que la mantequilla de marihuana no tiene efecto psicotrópico o que éste sea muy leve, es posible que el exceso de calor sea la causa.

Otra consecuencia de un nivel psicotrópico bajo es el uso de cogollos o marihuana de mala calidad o poca cantidad.

Lo mejor es combinar cogollos y hojas sin pasarte demasiado. Te recomendamos para empezar un total de 20 gramos de marihuana (tanto hojas como cogollos).

Finalmente, no olvides que el uso de cannabis o marihuana desprende el típico olor por lo que la cocina te va a oler y mucho. Para evitarlo usa el extractor de la cocina y procura tener una buena ventilación para no tener problemas.

Lo más importante, cocinar con marihuana es divertido, pero puedes tener consecuencias negativas si no tienes cuidado y tomas precauciones, por lo desde aquí te invitamos a consultar nuestras recomendaciones y precauciones para cocinar con cannabis

Y con estas recomendaciones finales acabamos la explicación de cómo hacer manteca cannábica o mantequilla de marihuana.

Etiquetas:

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *