Receta para hacer un cruasán con aceite CBD: ¿Cómo se hacen?

Share

¿Quieres aprender a hacer un cruasán con aceite CBD? Hoy os contamos cómo hacer este postre en casa. En anteriores artículos os contamos cómo hacer un croissant o cruasán con marihuana. La diferencia entre la receta anterior y la de hoy es que tiene aceite con CBD.

En ambos casos, el sabor es muy parecido lo único que cambia es el proceso y ciertos ingredientes que os contamos a continuación.

Cruasán con aceite CBD: ¿Cómo se hacen?

La idea del croissant se remonta al siglo XVII, cuando un aristócrata francés llamado Pierre Owlinson decidió reinventar la masa del desayuno en un formato más fácil de comer. Primero enrolló una masa alrededor de un par de capas de mantequilla enriquecida con linaza, y luego pinceló el exterior con huevo antes de freírlo en una sartén.

Tras un breve paso por el horno, los croissants se servían con una taza de café. Hoy en día, esta receta se mantiene sin cambios, sólo con pequeños retoques como añadir harina y levadura. En nuestro caso añadiremos aceite con CBD para darle sabor a marihuana.

A continuación, tienes los ingredientes que vas a usar para hacer cruasán con aceite CBD.

¿Qué ingredientes necesitas?

  • 500 gramos de harina de fuerza.
  • 50 gramos de azúcar.
  • De 1 a 2 cucharaditas de sal.
  • 2 sobres de levadura.
  • Aceite de oliva para engrasar. Y unas gotas de aceite CBD
  • 300 gramos de mantequilla, a temperatura ambiente. Este es el ingrediente más importante para hacer croissants. Escoge si puedes mantequilla sin sal.
  • 1 huevo batido.

Instrucciones para hacer cruasán con aceite con CBD

Lo primero de todo es colocar la harina, la sal y el azúcar en un bol para hacer la masa. Echa unos 300 ml de agua fría en otro bol con la levadura y remueve todo. En el bol de la harina haz un hueco en la harina y vierte el agua con la levadura.

Mezcla y amasa todo durante 10 minutos. Forma una bola grande con la masa, colócala en un bol con unas gotas de aceite, tapa con un trapo y deja reposar durante al menos 2 horas.

A continuación, pon la mantequilla con un par de gotas de aceite CBD entre 2 hojas de papel de horno. Con un rodillo, golpea y enrolla en un rectángulo de unos 20 x 15 cm. Déjalo envuelto en el papel de horno y espera que enfríe todo.

Transfiere la masa enfriada a una superficie con harina y extiende para formar un rectángulo de 40 x 20 cm, aproximadamente. Coloca la mantequilla sin envolver en el centro de la masa. Dobla un lado de la masa hacia arriba y hasta la mitad sobre la mantequilla.

Haz lo mismo con el otro lado hacia arriba sobre la mantequilla, de modo que los dos bordes de la masa se encuentren en el centro de la mantequilla.

Dobla la masa por la mitad y envuelve todo en un film transparente que debes dejar reposar durante 30 minutos.

Repite el proceso de enrollado, plegado y enfriamiento dos veces más, exactamente de la misma manera, enrollando la masa mientras está plegada, sin añadir más mantequilla. Envuelve y deja reposar de un día para otro.

Reposa y repite el proceso

Después de 12 horas extiende la masa en una encimera con harina y forma un rectángulo grande. Con un cuchillo afilado o un cortador de pizza, recorta los bordes. Corta la masa por la mitad a lo largo para tener 2 tiras largas, y luego recorta cada tira en varios triángulos con 2 lados iguales.

Coge cada triángulo y tira de las dos esquinas de la base para estirarlo y ensancharlo. Empieza por la base de cada triángulo y enrolla desde los bordes hasta conseguir la forma de un cruasán.

Continúa enrollando y dobla los extremos de los croissants hacia dentro. Coloca los cruasanes en la bandeja del horno con papel de cocina. Cubre la mezcla con un film con aceite y deja reposar durante dos horas.

A continuación, calienta el horno a unos 200º grados. Bate el huevo y echále un poco de sal. Pinta cada cruasán con un pincel bañado en el huevo batido. Deja hornear durante unos 20 minutos hasta que los cruasanes hayan crecido de tamaño y tengan y un color dorado.

Una vez estén listos sácalos del horno y échales un poco de azúcar glass por encima. Con esto ya puedes disfrutar de un cruasán con aceite CBD que esperamos que os haya gustado.

¡Recuerda tener cuidado con el consumo de marihuana y si quieres más recetas, cada semana publicamos una nueva en nuestro blog de recetas cannábicas!

Lo más importante, cocinar con marihuana es divertido, pero puedes tener consecuencias negativas si no tienes cuidado y tomas precauciones, por lo que desde aquí te invitamos a consultar nuestras recomendaciones y precauciones para cocinar con cannabis