¿Cómo hacer yogur con marihuana o cannábico? Aquí tienes la receta

Share

¿Eres amante los postres caseros hechos con marihuana? Hoy te traemos una receta de lo más interesante, cómo hacer yogur con marihuana casero de forma fácil con esta receta.

Yogur con marihuana o cannábico: ¿qué ingredientes necesitas?

La palabra yogur procede del turco «yogurmak», que quiere decir «espesar». Su origen tiene miles de años cuando pastores de la zona de Asia lo descubrieron por accidente cuando utilizaban estómagos de oveja para guardar leche.

Los yogures de hoy en día poco han cambiado con respecto a cómo se hacían en el pasado. Necesitamos leche y bacterias, en concreto, dos cultivos que son los siguientes:

  • Lactobacillus bulgaricus
  • Streptococcus thermophilus.

La leche se calienta y se crea el entorno perfecto para que las bacterias crezcan, espesando la leche para crear el yogur.

Aunque el valor nutricional del yogur es su alto contenido en calcio, proteínas y potasio, sus ingredientes más beneficiosos son las bacterias vivas.

Estos microorganismos se llaman probióticos y son una especie de bacterias buenas que nos ayudan a mantener sano el sistema digestivo. Además, los probióticos nos protegen contra otras bacterias al ayudar al sistema inmunitario y crear un tracto digestivo saludable.

Estos cultivos activos fermentan la leche convirtiéndola en un yogur rico y cremoso.

Instrucciones para hacer yogur cannábico

Antes de nada vas a necesitar lo siguiente, toma nota:

  • Olla.
  • Leche entera o desnatada. ¡Tú eliges!
  • Cultivo de yogur. Una cucharada por cada litro de leche que uses.
  • Aceite cannábico.

Lo primero de todo es verter la leche en una olla y llevarla a ebullición, removiendo de vez en cuando para evitar que se pegue. Una vez esté caliente reduce el fuego y deja cocer a fuego lento otros 10 minutos sin que se desborde por fuera.

Una vez remuevas durante un rato y la leche tenga forma pastosa o cremosa quita la olla del fuego y deja reposar su contenido durante un rato largo, una hora más o menos.

Aquí es el momento de echar aceite cannábico para que coja sabor. Lo mismo sucede con el yogur natural. Introduce ambos en un bote y cuando la leche esté lista mete el contenido en un bote de crista.

De vez en cuando introduce una cuchara en el interior para ver la cremosidad. Si no quema podemos verter el yogur en el bote y cubrirlo con una tela. El bote o tarro de cristal debe estar con calor durante toda la noche.

Una vez pase ese tiempo es momento de llevarlo a la nevera para que se espese más.

Si te gusta el yogur agrio, deja que el yogur repose más tiempo. 

La combinación de leche y cultivo debe permanecer cerca de los 45 grados, por lo que necesitas un lugar aislado y cálido para mantenerlo durante al menos ocho o diez horas.

5 formas de comer yogur

Desde el desayuno hasta el postre, hay un sinfín de posibilidades para incorporar el yogur a tu menú diario. Aquí tienes cinco ideas diferentes de comer este postre.

  1. Con fruta y frutos secos. Llena un bol con yogur casero y añade avena y frutos secos o fruta fresca, como fresas y plátanos. Para endulzarlo echa azúcar o miel.
  2. Salsas. El yogur puede dar un toque saludable a un delicioso dip. Combina yogur griego, mayonesa, sal, cebolla y ajo secos y eneldo fresco. Sírvelo con zanahorias, rodajas de apio y rodajas de pimiento.
  3. Batidos. El yogur hace que cualquier batido pase de ser una simple y fina mezcla de frutas a ser un batido espeso y cremoso rico en calcio y proteínas. Mézclalo con frutas frescas y zumo de naranja o manzana.
  4. Salsas. El yogur es un gran adobo y salsa para la carne, en especial, en los kebabs. La salsa yogur es perfecta para echar con pollo, ternera o cordero.
  5. Yogur o helado congelado. Una vez que sepas hacer tu propio yogur, es fácil que sepas hacer yogur congelado. Para ello, mezcla el yogur de leche entera con miel y to que quieras. Mezcla todo en el congelador y deja que enfríe.

Esperamos que os haya gustado la receta de este postre que podéis tomar en cualquier momento. Si queréis conocer más recetas de postres o cocina cannábica no dejéis de visitar nuestro blog.

En especial, el apartado de salsas cannábicas donde recopilamos recetas de salsas tipo chipotle y similares.

Lo más importante, cocinar con marihuana es divertido, pero puedes tener consecuencias negativas si no tienes cuidado y tomas precauciones, por lo que desde aquí te invitamos a consultar nuestras recomendaciones y precauciones para cocinar con cannabis